©®1996-2016 TODOS los derechos reservados. ALL rights reserved!
PO Box 64231, Souderton PA 18964 USA
-
-
¿Qué hay detrás de ese disfraz? (Parte 2)
| Inicio | Principio del Artículo | Otros Artículos | Publicaciones | ¿Quién es José? | Contacto |
Escrito por José M. Viera
©®1996-2016 Todos los derechos reservados.
ALL rights reserved.
*Nota: Este artículo es la continuación y conclusión de la página anterior

La mujer que cambió su apariencia para seducir a un hombre...
(2 Reyes 9:30-37).

»Jehú se fue entonces a Jezreel. Al saberlo, Jezabel se pintó sombras alrededor de los ojos y se
adornó el cabello; luego se asomó a una ventana... Jehú miró hacia la ventana, y dijo: " ...¡Échenla
abajo! Ellos la echaron abajo, y parte de su sangre salpicó la pared...« (versos 30,32,33).

Si Acab fue malo, su esposa, Jezabel, fue malísima. Ella era la fuerza de maldad que instigaba a Acab.
Era diabólica en gran manera. Conspiraba maldad y respiraba muerte y destrucción. Ella era una
mujer cruel en gran manera. También sabía que por su maldad Dios traería juicio sobre su casa. Ella
era conciente de la sentencia de muerte que Dios había puesto sobre su vida -- pero aún con todo
eso, estaba dispuesta a hacer cualquier cosa para estorbar los planes de Dios. En un intento de
desesperación, Jezabel usó sus propia feminidad, arreglándose y pintándose, con el propósito de
seduir al hombre que Dios había comisionado para ponerle fin a la casa de Acab. Aquella pintura y
todos aquellos bonitos arreglos no la pudieron salvar.

Satanás se transfigura en ángel de luz...
(Job 1:6-7)

»Cierto día en que los ángeles se presentaron ante el Señor, acudió también con ellos Satanás. "¿De
dónde vienes? --le preguntó el Señor a Satanás. Y Satanás respondió: "De rondar la tierra y
recorrerla por todas partes.«

Cuando se habla de disfraces, no podemos dejar de mencionar a Satanás, el autor de los mismos. A
Satanás le gustan los disfraces. A él no le gusta dar la cara. Siempre anda escondido y con un
disfraz. Siempre anda con la mentira y el engaño. En esta escritura del libro de Job, se nos habla de
algo como una convención angelical, donde los hijos de Dios se presentaban delante de Su
majestuosa presencia. La Biblia dice que entre ellos también estaba Satanás. La Biblia es clara: »Y no
es maravilla, porque el mismo Satanás se transfigura en ángel de luz« (2 Corintios 11:14, ARV).

Muchas personas piensan que Satanás es una criatura horrible, mitad animal y mitad hombre. Unos
lo pintan con grandes cuernos, con unas pijamas rojas, y con un tenedor muy grande. Para ser
honesto, el diablo le gusta que usted lo vea de esa manera. Pero la Biblia nos da otra descripción de
esta criatura. La Palabra nos enseña que el se disfraza como ángel de luz y que sus ministros
también están disfrazados de piedad. Es muy importante que comprendamos esta verdad para que
no seamos engañados por las fuerzas de las tinieblas.

Dios es luz (1 Juan 1:5), y en El no hay engaño. Dios no anda con disfraces; El siempre nos dice la
verdad (Juan 3:33; Romanos 3:4). En los ejemplos anteriores hemos visto que el uso principal de un
disfraz es para ocultar algo, aparentar otra cosa, y fingir algo que no es verdad. Nuestro Dios no
tiene nada que ocultarnos. Su Palabra es el testimonio de esto.

¿Tendrá el lector un disfraz?

Usted mismo es. Posiblemente no ande disfrazado por las calles. Lo más seguro es que no ha
escondido su verdadera identidad, pero, ¿qué me dice de su vida? ¿Es realmente feliz? ¿Marchan bien
todas las cosas? ¿Está seguro de la salvación de su alma? ¿Está en paz con Dios y con su prójimo?
¡Ignorar estas preguntas es lo mismo que ponernos el disfraz de la indiferencia! Ignorar a Dios y
rechazar el mensaje de Su Palabra es lo mismo que tener puesto el disfraz de la rebeldía. Significa
andar en tinieblas cuando Dios repetidas veces nos ha llamado a la luz.

Muchas personas aparentan que son felices, pero NO lo son. Viven vidas dobles. Viven fingiendo algo
que en realidad no son y que al mismo tiempo saben que NUNCA lo alcanzarán. Si el lector vive de
esa manera, hoy se le hace un reto específico y directo: ¿Hasta cuándo vivirás de esa manera?
¡Quítate ese disfraz hoy mismo en el nombre de Jesucristo! El Señor quiere hacerte libre. El quiere
darte paz y descanso: »Venid a mí, todos los que estáis fatigados y cargados, y yo os haré
descansar« (Mateo 11:28, RVA). No sigas viviendo detrás de esa máscara de apariencias. El Señor te
quiere dar una nueva vida: »Por lo tanto, el que está unido a Cristo (DHH), se convierte en una
persona totalmente diferente. Deja de ser el de antes. ¡Surge una nueva vida! (LBD)« (2 Corintios
5:17).

Apreciado lector, ¡el Señor te está llamando hoy! ¡Acude a Cristo! El Señor tiene todo el poder
necesario para hacer de tu vida algo completamente diferente. Pero todo depende de tí. ¡Decídete
por Cristo hoy!

Parte 1 (
aquí )
¿Qué hay detrás de ese
disfraz?
2 Corintios 11:13-15
©®2005-2016 Jose Viera
Publications
ALL rights reserved.
TODOS los derechos reservados.
||
Parte 01 || Parte 02 ||

»Y no es maravilla, porque el
mismo Satanás se disfraza
como ángel de luz« (verso 14).

Según el diccionario*, un disfraz
es «un artificio o un disimulo o
un engaño utilizado para
desfigurar una cosa o para
impedir que se perciba la forma
de las cosas...»
*Nota: Diccionario Práctico Easa
w w w . j o s e v i e r a . c o m