-
Los Peligros de Internet
| Inicio | Principio del Artículo | Otros Artículos | Publicaciones | ¿Quién es José? | Contacto |
Escrito por José M. Viera
©®1996-2016 Todos los derechos reservados.
ALL rights reserved.
w w w . j o s e v i e r a . c o m
Una de las invenciones más extraordinarias del siglo pasado que está cambiando y revolucionando
nuestro mundo, es la invención del internet. Estoy más que seguro que la mayoría de nuestros
lectores ya saben lo que es el internet, o por lo menos tienen una idea general de lo que es esta
extraordinaria invención.

El internet, la red de computadoras, hace posible un sinnúmero de cosas, que antes sólo eran un
sueño o el producto de la imaginación. El caudal de información es increíblemente extraordinario.
Prácticamente podemos encontrar información sobre casi cualquier tema debajo del cielo.

Al uno conectar su computadora a la red, tiene a su alcance practicamente el mundo entero, desde la
comodidad de su hogar u oficina. Usted puede hacer sus transacciones financieras por medio del
internet. Puede hacer depósitos y pagar cuentas. Puede usar su tarjeta de crédito y comprar casi todo
lo que desee, ya que en el internet hay "tiendas" de casi cualquier cosa. Además, por medio de esta
tecnología, usted puede mantenerse en contacto, por medio de la correspondencia electrónica,
conocida mundialmente como email, y en ella puede enviar fotografías a sus seres queridos; archivos y
documentos para la oficina; uno puede buscar información sobre su genealogía; buscar a un ser
querido perdido; buscar direcciones, mapas y teléfonos, etc., etc. En sí, las oportunidades y las
posibilidades son innumerables; pero este no es el propósito de este artículo, sino más bien, los
peligros ocultos que hay en el internet.

Los peligros
No hay duda alguna que a pesar de los enormes beneficios y contribuciones a la humanidad, el internet
es sumamente peligroso; es como una víbora que está por morder a aquellos que se descuidan. No
podemos negar el hecho de que el impacto ha sido tanto que el internet está ejerciendo una influencia
sumamente grande en la vida de muchas personas, está cambiando nuestra sociedad en la forma en
que se comunica y en la forma en que vive. Nuestro planeta ha embarcado un viaje fascinante por un
terreno completamente desconocido, y ya no hay lugar para volver atrás, porque el internet es el
futuro "en nuestro presente". Es un camino desconocido, muchas veces oscuro y peligroso; pero el
que viaja por él se siente excitado y con el deseo de aventura y el descubrimiento.

Avisos en el camino
Es importante aclarar que en ningún momento estamos en contra del internet. Nuestro ministerio hace
uso del internet para comunicarse con el mundo. Hemos preparado nuestro propio web site, con el
propósito de darle a Dios el primer lugar, y brindarle a la comunidad cristiana un centro de información
sobre nuestros ministerios y otros. Sin embargo, vemos la necesidad de hablar sobre los peligros que
hay en el camino, para que todos podamos "velar". Hay avisos en el camino, que nos hablan del
peligro. Cuando ignoramos estos avisos y "flirteamos" con el mal, corremos un serio peligro.

Flirtear con el mal
No se puede flirtear con el pecado. Y, ¿qué es flirtear? Según el diccionario, "es una relación amorosa
superficial y pasajera?, otros la describen como "coquetear", que es "tratar de agradar con medios
estudiados". Otra palabra que viene en mente es "seducir", la cual, según el diccionario, es: "cautivar el
ánimo, atraer mucho", y también significa: "persuadir a alguien con promesas o engaños para que haga
cierta cosa". Todas estas palabras hablan del serio problema que hay en la maldad. El pecado siempre
se presenta "como lo que no es". Su única agenda es seducirnos, apelando a nuestras debilidades o
apetitos (vea Santiago 1.12-16). El pecado se presenta como "la tierra prometida y de abundancia",
como la "realización de nuestros sueños y anhelos", como el "escape que buscamos" en momentos de
apretura. El enemigo comienza a seducirnos, en otras palabras, pone en nuestra mente ideas e
imágenes, para que no sirvamos a Dios; y para que "nos sirvamos a nosotros mismos".  Nos hace
promesas engañosas, como le hizo a Eva, cuando le dijo que ella sería como Dios si comía del fruto del
árbol prohibido (vea Génesis 3.1-6). Cuando ella prestó atención a las palabras de la serpiente, "toda
su actitud cambió". El fruto se veía más atractivo a los ojos, y ella comenzó a flirtear con la idea
errónea de que podía ser igual que Dios; y todos conocemos cuál fue el resultado de su flirteo.

La promesa del "mundo a nuestro alcance".
En cierto sentido el internet se presenta de esta forma. Por primera vez en la historia, "prácticamente
el mundo entero" está disponible y a nuestro alcance, sólo con hacer uso de la red mundial, o sea, el
internet. No podemos negar que el internet está saturado de mucha "basura". Espero que disculpen la
palabra tan fuerte; pero no hay palabra bonita para "basura", porque es contraria a Dios. No podemos
llamar bueno lo malo (vea Isaías 5.20). Se necesita un tremendo control personal para resistir la
tentación que presenta el internet. La pornografía y toda depravación sexual está al alcance de todos
aquellos que lo deseen; y el internet es el instrumento principal que Satanás está usando para
distribuir toda esta basura demoníaca. La gente ya no tiene que ir a esas librerías o tiendas de
contenido sexual para adultos depravados, porque ahora en la privacidad de sus hogares pueden
recibir todo este tipo de material.

Otro aspecto del internet que está ganando mucha popularidad son los chat rooms, o sea, "salas para
platicar". Esto ha revolucionado completamente los medios de comunicación, como nosotros los
conocemos. Hoy día, millones de personas en todo el globo van a estos chat rooms para platicar con
otras personas en distintos países del mundo. Es justo mencionar que no todos estos chat rooms son
malos. Hay muchos que son cristianos, que proveen un medio para que cristianos confraternicen,
compartan ideas, y que mutuamente se apoyen. Además, hay muchísimos chat rooms que no son
cristianos, y que son muy positivos en sus fines. No podemos negar el beneficio que ha surgido de
esto. Sin embargo, tampoco podemos cerrar los ojos a la otra realidad, o sea la triste realidad de que
muchos de estos chat rooms han arruinado muchas vidas.

Muchos matrimonios se están destruyendo, por el hecho de que ahora el esposo pasa más tiempo en
estos chat rooms, platicando con "otra" que no es su esposa, y en algunos casos la "otra mujer" no es
una mujer sino un hombre mismo. Y lo mismo está pasando con las mujeres, que van a estos chat
rooms a buscar nuevas amistades. Contactos como éstos, en algunos casos dan inicio a una cita, en
que las dos personas se citan para conocerse en persona" y el resto, ya ustedes se pueden imaginar.
Lo mismo está pasando con nuestros niños y jóvenes, los cuales están siendo seducidos por adultos
que son "predadores sexuales". Los padres cometen un grave error cuando dejan que sus hijos vayan
al internet sin ninguna supervisión o restrcciones. Recordemos a la solemne advertencia que hace el
Señor: "Sean prudentes y manténganse despiertos, porque su enemigo el diablo, como un león
rugiente, anda buscando a quien devorar "  (1 Pedro 5.8, DHH). Satanás está buscando su presa para
devorarla. Y mucha gente usa estos chat rooms precisamente para destruir los matrimonios y
nuestros hijos.

Hay otra tecnología en el internet que también ha revolucionado nuestros días.  y es el uso de las
"cámaras en vivo". Gran mayoría de las computadoras que compramos hoy día tienen esta tecnología
ya disponible. Si pensamos que los chat rooms son dañinos, imagínese ahora cuando son usados en
combinación con éstas cámaras. No sólo es posible platicar con "desconocidos" sino que también es
posible verlos en el monitor o pantalla de nuestra computadora. Por supuesto, muchas personas están
interesadas en revelar un poco más que sus rostros por medios de estas cámaras.

Reconocemos que este tema es muy controversial y demasiado profundo para cubrirlo en nuestra
revista, por lo tanto, estaremos tratándolo de nuevo en otras ediciones futuras. Nuestra oración a
Dios es que Él nos ayude a tomar buenas decisiones que le glorifiquen a Él en todo tiempo. La Biblia
nos dice: "Apartaos de toda apariencia de mal"  -- I Tesalonicenses 5.22 (La Biblia del Oso). Es
interesante notar el lenguage de este versículo en esta Biblia. No sólo dice que nos apartemos del mal
(como dicen muchas versiones), sino de toda apariencia de mal. Hay muchas cosas en el internet que
claramente podemos identificarlas como malas; y nuestro deber es apartarnos de tales. El problema
está con aquellas cosas que no consideramos "tan malas" y comenzamos a flirtear con ellas, y sin
darnos cuenta estamos corriendo peligro. Es necesario comprender que éstas cosas tienen apariencia
de mal y el llamado divino sigue siendo el mismo: "que nos apartemos de ellas". La Biblia Católica
Pastoral presenta esta versículo en una forma muy poderosa: "Cuídense del mal, dondequiera que lo
encuentren". Cuando dejamos de ser sobrios, no nos cuidamos del mal y nos convertimos presa de
Satanás (vea 1 Pedro 5.8).

Entendemos que el internet ha llegado para quedarse, y no lo podemos evitar o ignorar. Sin embargo,
haciendo uso del dominio propio que Dios nos ha dado (2 Timoteo 1.7), podemos ser sobrios en
nuestro manejo de esta tecnología.

Queremos saber lo que los lectores piensan sobre el internet. Envíe sus comentarios a:
Jose Viera Publications
PO Box 64231, Souderton PA 18964 USA
Lea también «La Infidelidad Cibernética» [ aquí ]
©®2005-2016 Jose Viera Publications
Lea también «La Infidelidad Cibernética» [ aquí ]
©®2005-2016 Jose Viera Publications
w w w . j o s e v i e r a . c o m